NORMAS DE PRESENTACIÓN DE ORIGINALES PARA
LA REVISTA ACCION PEDAGÓGICA


Generalidades

Las personas interesadas en publicar en Acción Pedagógica deberán tener en cuenta las consideraciones siguientes:

  1. Se admiten a evaluación dos clases de trabajos:
    Tipo A: Artículos sobre aspectos teóricos, metodológicos y/o prácticos relacionados con la educación.
    Tipo B: Reseñas sobre libros, documentos, materiales, instrumentos y equipos relacionados con la educación.
  2. Se consideran trabajos del tipo A los informes de investigación, las revisiones bibliográficas sobre el estado actual del conocimiento en un tema determinado, experiencias didácticas y propuestas o proyectos educativos innovadores. De este conjunto se dará prioridad a los reportes de investigación que constituyan un aporte original y significativo al campo específico sobre el que versan. Sólo se publicarán los trabajos de revisión teórica que constituyan una contribución significativa al estado de la cuestión que tratan, bien desde la perspectiva crítica, bien como enunciación de nuevas y sólidas propuestas para la discusión. Las revisiones de este tipo que se publiquen serán por regla general de expresa solicitud a expertos por parte del
    Comité Editorial.
  3. Los trabajos deben ser inéditos, escritos en español (salvo los relacionados con la enseñanza de lenguas extranjeras, que podrán ser presentados en el idioma del que se ocupan) y no estar sometidos a evaluación simultánea en otra revista. En caso de que en cualquiera de las fases del proceso editorial se constate el envío del trabajo a otra(s) revista(s) o la existencia de versiones del propio autor (o de otros distintos) publicadas (o en proceso de publicación) cuyo contenido coincida esencialmente con el manuscrito enviado a Acción Pedagógica, se detendrá la publicación del artículo y el autor deberá indemnizar a la revista por los costos generados por el arbitraje y la edición de los textos.
  4. El autor cede sin restricciones los derechos de publicación de su trabajo en versión impresa y digital, tanto en el sitio web de la revista dentro del servidor SABER ULA como en los índices, repositorios y bases de datos en los que se aloja Acción Pedagógica. Esta cesión se establece con fines exclusivamente académicos por cuanto en ningún caso el autor, la revista o las instituciones que contribuyen con la difusión y visibilidad de los trabajos obtienen beneficio de otro tipo. .
  5. Los trabajos tipo A tendrán una extensión máxima de veinte páginas y los tipo B no pasarán de seis.
  6. Los materiales se remitirán impresos en soporte electrónico. La versión impresa se enviará por triplicado en hojas numeradas de papel blanco tipo carta, a doble espacio interlineal, por una sola cara, con márgenes de tres centímetros arriba, abajo y a los lados y en letra arial tamaño doce.
  7. El envío se hará a la siguiente dirección:
    Revista Acción Pedagógica. Comité Editorial.
    Apartado Postal 273.
    San Cristóbal, Estado Táchira, 5001-A
    VENEZUELA
  8. La versión electrónica se enviará a dos (para mayor seguridad)
    de las tres direcciones electrónicas siguientes:
    accionpe@ula.ve | accionpedagogica@yahoo.com.ve
    gusmarycm@gmail.com
  9. A fin de garantizar el anonimato durante el proceso de arbitraje, la identificación del autor (o los autores) aparecerá sólo en la primera página.
  10. Los trabajos tipo A que el Consejo Editorial considere potencialmente apropiados para su publicación serán sometidos a doble arbitraje ciego por especialistas independientes, quienes propondrán que el trabajo se publique, con modificaciones o sin ellas, o que no se publique. En caso de discrepancia entre los árbitros el trabajo se enviará a un tercero y la decisión será tomada por mayoría. Si a juicio de los evaluadores el trabajo es publicable con modificaciones, le será devuelto oportunamente al autor con las observaciones de los árbitros, quien a partir de ese momento tendrá un mes para reenviar el trabajo corregido. De no recibirse en ese plazo, el Comité Editorial dará por sentado que el autor ha desistido de su intención de publicar en la Revista y se hace responsable de los costos generados por el arbitraje y la edición de los textos.
  11. Los trabajos tipo B serán revisados por el Consejo Editorial, que decidirá sobre su publicación.
  12. En uno y otro tipo de trabajos, el autor (o autores) se compromete(n) a aceptar los cambios que los árbitros o el Consejo Editorial estimen convenientes. Si en este momento o en uno posterior el autor desiste de su intención de publicar su
    trabajo, deberá indemnizar a la revista por los costos generados por el arbitraje y la edición de los textos.
  13. El Comité Editorial se reserva el derecho de editar los trabajos admitidos para su publicación.
  14. Los autores de los trabajos no admitidos para publicación serán notificados oportunamente de la decisión de los árbitros, pero no les serán devueltos los originales.

Manera de presentar los originales.
Artículos.

1. Página inicial. En ella aparecerán: a) título del trabajo (en lo posible no mayor de trece palabras) en español, inglés y francés; b) fecha de finalización del escrito; c) nombre del
autor o autores; d) adscripción institucional; e) direcciones (de habitación y laboral), teléfonos y correos electrónicos; f) título corto (no más de cincuenta caracteres).

2. Resumen. En páginas aparte se incluirán el resumen, el abstract (versión del resumen en inglés) y el resumè (versión del resumen en francés). La extensión de cada uno estará entre 100 y 150 palabras transcritas a un espacio. Al final se incluirán entre
tres y cinco palabras clave, Key Words o Mots clés. Siempre que sea posible, el orden irá, de izquierda a derecha, de lo más general a lo más específico. Se ruega no emplear traductores automáticos, cuyo resultado suele ser bastante imperfecto y dificulta enormemente el trabajo de edición.

3. Agradecimientos. Si los hay, aparecerán en nota a pie de página cuya llamada será un asterisco ubicado en el primer título (Introducción*, Planteamiento del Problema* o lo que corresponda). Este es también el lugar en el que el autor dará noticia (si así lo desea) de las ayudas, becas o financiamiento que ha recibido para el desarrollo de la
investigación, lo mismo que de cualquier otro dato al margen del contenido del trabajo que considere oportuno hacer público.

4. Texto. Iniciará a partir de tercera página. Los artículos que expongan los resultados de una investigación deben contener claramente definida la estructura de un plan lógico
– científico: Introducción (planteamiento del problema, objetivos,justificación, hipótesis, posicionamiento teórico…), Metodología, Resultados, Discusión, Conclusiones y Bibliografía. Cada autor es libre de amalgamar o subdividir estas categorías, pero deberán estar presentes de algún modo como muestra de que la investigación se ajusta a los patrones generales de la ciencia.

5. La estructura de las revisiones teóricas, la exposición de experiencias pedagógicas o propuestas didácticas tendrán un carácter más libre. Seguirán, sin embargo, un orden expositivo asimismo lógico y estarán divididas en partes tituladas (y si es preciso, subtituladas) que permitan seguir ordenadamente el contenido del artículo.

6. Los encabezados dentro del texto indican su organización y establecen la importancia de cada tema. Todas las partes que posean idéntica importancia llevarán el mismo nivel de encabezado a lo largo de todo el texto. Se emplearán caracteres arábicos seguidos de punto en las partes principales (1. 2. 3.) y los subapartados se iniciarán con el número de la sección mayor de la que forman parte seguidos de nuevo por números arábicos separados por puntos (1.1., 1.2., 1.2.1., 1.2.2.).

7. Para los títulos se emplearán Versales y en los subtítulos cursivas.

8. Las citas y referencias se ajustarán a las normas de la American Psychological Association (APA 2001, versión inglesa, o 2002, versión en español). A continuación se describen algunas de las más usuales.

8.1. Todas las citas estarán incorporadas al texto; en consecuencia, no aparecerá ninguna a pie de página.

8.2. Cuando las citas textuales contengan menos de cuarenta palabras, se incluirán en el párrafo correspondiente y entre comillas (“...”). En caso de tener cuarenta o más palabras, formaran un párrafo aparte con sangría de cinco espacios en ambos márgenes, sin comillas y escritas a doble espacio interlineal. Si se parafrasea a algún autor debe dársele el
correspondiente crédito. En todos los casos se empleará el sistema autor, año y página y se incluirá la referencia completa en la bibliografía. Cuando el autor es mencionado en el cuerpo del texto, la página debe indicarse al final de la cita. A continuación se proponen algunos ejemplos:

Sobre este asunto el autor se pronuncia de la siguiente manera: "El pensamiento sistémico es también una sensibilidad hacia las interconexiones sutiles que confieren a los sistemas vivientes su carácter singular". (Senge, 99: 91)
Senge (1999: 91), en efecto, afirma que "El pensamiento sistémico es también una sensibilidad hacia las interconexiones sutiles que confieren a los sistemas vivientes su carácter singular".
Senge (1999: 92) sostiene que:

Hoy el pensamiento sistémico se necesita más que nunca porque la complejidad nos abruma, Quizá por primera vez en la historia, la humanidad tiene capacidad para crear más información de la que nadie puede absorber, para alentar mayor interdependencia de la que nadie puede administrar y pare impulsar el cambio con una celeridad que nadie puede seguir. (p. 91).

8.3. Las referencias se relacionarán al final del trabajo por orden alfabético. Deberán aparecer todos los autores y trabajos citados. No se incluirán referencias a autores o publicaciones no mencionados en el cuerpo del artículo. He aquí algunos ejemplos:

  • Revistas especializadas:
    Lacueva, A. (1989). Más allá de la vieja tecnología educativa. Acción Pedagógica, 1(2), 5-20.
  • Periódicos, semanarios o similares:
    Liscano, J. (1993, Noviembre 23). La nueva Venezuela. El Nacional, p. A5.
  • Libros:
    Flórez, R. (1994). Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogotá: McGrawHill. Gimeno Sacristán, J. y Pérez Gómez, A. (Comps.). (1999). La enseñanza: su teoría y su práctica. Madrid: Akal.
  • Artículos o capítulos de libros compilados u obras colectivas:
    Giroux, H. (1999). Pedagogía crítica como proyecto de profecía ejemplar: cultura y política en el nuevo milenio. En F. Imbernom (Coord.). La educación en el siglo XXI. Los retos del futuro inmediato (pp. 23-37). Barcelona: Grao.
  • Tesis de maestría o doctorado y trabajos especiales de grado no publicados: Cubero, R. (1996). Concepciones de los alumnos y cambio conceptual. Un estudio longitudinal sobre el conocimiento
    digestivo en educación primaria. Tesis doctoral no publicada. Universidad de Sevilla.
  • Fuentes electrónicas en línea
    Pérez, D. y Guzmán, M. (1993). Enseñanza de las ciencias y la matemática. Tendencias e innovaciones. [Libro en línea].
    Organización de Estados Iberoamericanos pare la Educación la Ciencia y la Cultura: Editorial Popular. [Recuperado el 20
    de noviembre de 2001 en
    http:www.campus-oei.org/oeivirt/ciencias.htm]
    Santos, M. (1999). 20 paradojas de la evaluación del alumnado en la Universidad española. Revista Electrónica de
    Formación del Profesorado, 2(1). [Recuperado el 13 de enero de 2000 en http://www.uva.es/aufop/publica/revelfop/99-v2n1.htm/]
  • Documentos y fuentes de tipo legal:
    CORDIPLAN, (1995, Febrero). Un proyecto de país: Venezuela en consenso: Documentos del IX Plan de la Nación. Caracas: Autor.
    Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Vicerrectorado de Investigación y Postgrado. (1998). Manual de Trabajos de Grado de Especialización y Maestría y Tesis Doctorales. Caracas: Autor. Ley de Universidades. (1970). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 1.429. (Extraordinario), Septiembre 8, 1970. Decreto No. 178 (Duración del año escolar). (1974, Octubre
    15). Gaceta Oficial de la República de Venezuela,
    30.532, Octubre 23, 1974.
  • Ponencias y Publicaciones derivadas de Eventos:
    Galvis, M. (2001). Metodología para evaluar la pertinencia social de los estudios de postgrado. Ponencia presentada en LI Convención Anual de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia.

8.4. Las ilustraciones, tablas y/o figuras (gráficos, dibujos o fotografías) se limitarán al menor número posible. Se presentarán en blanco y negro y deberán aparecer numeradas correlativamente y reseñadas en ese orden dentro del artículo, con cabeceras de texto apropiadas y leyendas explicativas. Al pie de la tabla o de la figura, deberá incluirse la palabra Fuente seguida de dos puntos y los datos del autor, año y página como
se muestra en el modelo. Fuente: Tobón (2007, p. 51). Si se trata de datos obtenidos de la propia investigación, se pondrá al pie del gráfico o tabla de este modo:
Fuente: proceso de investigación.
El Consejo Editorial podrá decidir sobre la ubicación de las ilustraciones, tablas y/o figuras de acuerdo con las necesidades de diagramación.

Reseñas

  1. Las reseñas o recensiones constituyen noticias sobre la publicación de libros, documentos, materiales, instrumentos o equipos de aparición reciente. Pueden ser simplemente descriptivas, pero se recomienda que incluyan algún comentario crítico en tanto que su finalidad es orientativa para el lector.
  2. La reseña de iniciará con los datos de la obra reseñada en el siguiente orden: Título de la obra. Nombre y apellido del autor. Editorial. Ciudad, año, número de páginas (seguido de las letras pp.) Formación basada en competencias. Pensamiento complejo, diseño curricular y didáctica. Sergio Tobón. Ecoe Ediciones Ltda. Bogotá, 2006, 266 pp.
  3. Siempre que sea posible se acompañarán de una reproducción nítida en blanco y negro de la portada del libro, documento o publicación, o de una fotografía clara en blanco y negro del material, instrumento o equipo al que hacen referencia.
  4. Al igual que los artículos, incluirán una página inicial independiente que contendrá a) la fecha de realización de la recensión, b) el nombre del autor, c) la institución a la cual está adscrito y d) sus direcciones (de domicilio y trabajo), correo electrónico y teléfonos.

Cuestiones finales

  1. Todos los trabajos incluirán en una hoja aparte un breve currículo del (de los) autor(es) con una extensión de diez líneas, en el que se describa su perfil académico y profesional, así como sus principales líneas de investigación.
  2. Los trabajos que no se ajusten a estas normas, tanto en el fondo como en las formas, no serán considerados para el proceso de arbitraje.

Criterios para orientar el trabajo de los árbitros:

Los artículos y colaboraciones serán sometidos a un proceso de doble arbitraje ciego por expertos acreditados en el área del trabajo, quienes emitirán su juicio sobre la calidad científica, vigencia y pertinencia del original propuesto y verificarán su ajuste a las normas editoriales de la Revista. Para ello, el experto dispondrá de las normas de publicación y una planilla denominada Informe de arbitraje. Ambos documentos se anexan al trabajo objeto de evaluación cuando se solicita el arbitraje. En la referida planilla se deberá consignar toda la información solicitada, bien por vía electrónica bien impresa en papel. En este último caso se empleará letra de molde, clara y legible. La información que se requiere en el arbitraje es la siguiente:

1. Datos acerca del árbitro: Apellidos, Nombres, Institución a la que pertenece, Título que posee, Especialidad y área de estudio y/o investigación.

2. Datos sobre el trabajo objeto de revisión: Título del trabajo, área de conocimiento en el que se inscribe y modalidad: Informe de investigación, revisión teórica, ensayo o experiencia docente.

3. En el trabajo el árbitro estimará, mediante una escala de cinco (5) puntos, los aspectos siguientes: 3.1. Formales (redacción, coherencia, rigurosidad, referencias y citas y vigencia del tema). 3.2. Estructura General (título, resumen, introducción, desarrollo y conclusiones) 3.3. Estructura específica para los informes de investigación (planteamiento del problema, objetivos, hipótesis o supuestos orientadores, método [diseño, población y muestra, instrumentos y procedimientos], resultados [que incluye la evaluación de la pertinencia y propiedad de tablas y/o gráficos], análisis y discusión)

4. El árbitro expresará su opinión argumentada sobre: 4.1. La importancia y aportes del informe de investigación al área de conocimiento estudiada. 4.2. La conveniencia de publicar o no publicar el artículo o bien de condicionar la publicación a una reestructuración. En el último caso, el arbitro debe especificar las modificaciones correspondientes. 4.3. Sugerencias para mejorar el proceso de arbitraje y/o cualquier recomendación sobre la revista.

5. Se requiere la firma del árbitro y la fecha de arbitraje.

6. Al igual que los originales, los juicios de los árbitros deberán enviarse a la siguiente dirección: Revista Acción Pedagógica. Comité Editorial. San Cristóbal, Estado Táchira, 001-A VENEZUELA.

7. También pueden remitirse a dos (para mayor seguridad) de las tres direcciones electrónicas: apedagogicaula@gmail.com gusmarycm@gmail.com


| Principal | Números | Información | Comité Editorial | Instrucciones | Contactos |

Revista Acción Pedagógica
Universidad de Los Andes
San Cristóbal Edo. Táchira - Venezuela